Día de la Conmemoración del Holocausto

Día de la Conmemoración del Holocausto

 
Estás aquí: Historia >> Día de la Conmemoración del Holocausto

Día de la Conmemoración del Holocausto – Yom Hashoah
El Día de la Conmemoración del Holocausto marca el aniversario del alzamiento del gueto de Varsovia en Polonia, entre el 19 de abril y el 16 de mayo de 1943. Conocido como Yom Hashoah entre el pueblo judío, el Día de la Conmemoración del Holocausto es una conmemoración reconocida internacionalmente de las víctimas y sobrevivientes del holocausto judío en la Europa ocupada por los nazi.

Día de la Conmemoración del Holocausto – El Discurso del Primer Ministro Netanyahu
Lo siguiente son extractos del poderoso discurso del Primer Ministro Netanyahu el Día de la Conmemoración del Holocausto en el 2010. Lleno de hechos y de emoción, Netanyahu parece estar poniendo al mundo sobre aviso con respecto a la determinación del pueblo judío y del Estado de Israel.

Por el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el 11 de abril del 2010: Oficina del Primer Ministro:1

    No es suficiente simplemente hacer el bien y ser tolerantes. Una sociedad libre debe preguntarse qué hará al enfrentarse con las fuerzas destructoras del mal que procuran destruir y pisotear al hombre y sus derechos. No existe tolerancia sin límites, y los límites de la tolerancia deben ser establecidos. Y todas las naciones libres deben definir estos límites por sí mismas. El fracaso histórico del mundo libre, cuando se enfrentó con la amenaza nazi, fue que ellos no le hicieron frente a tiempo, cuando todavía había una oportunidad de detenerla.
(Israel) —Esta noche, la víspera del Día de la Conmemoración de los Mártires y Héroes del Holocausto, recordamos a nuestros hermanos y hermanas que fueron asesinados en los campos de exterminio, en los bosques y en los campos de matanza. Escuchamos las voces de los sobrevivientes que sirven de voz a los millones que murieron.

Antes de su muerte, muchos de los asesinados rogaban: "No nos olviden. Cuenten nuestra historia—díganle al mundo, díganle a las generaciones venideras - lo grande que fue nuestro sufrimiento, lo terrible que fue el horror, lo grande que fue nuestro sacrificio."

Hace varios meses, encabecé la delegación israelí de la ceremonia que marcó los 65 años desde la liberación de los campos de exterminio de Auschwitz y Birkenau. La ceremonia del encendido de las velas tuvo lugar afuera, delante del monumento. Hacían 15 grados centígrados bajo cero, pero todavía hacía menos frío que el terrible invierno del año1944-1945, cuando las temperaturas oscilaban entre 30 y 35 grados bajo cero. Estuvimos de pie alrededor de 30 minutos durante la ceremonia, bien vestidos para el tiempo, no obstante, nos estábamos congelando. De pronto comprendí una simple y escalofriante verdad acerca de millones de mis hermanos y hermanas que acabaron en ese lugar maldito: Aquellos que no fueron quemados, se congelaron; y aquellos que no se congelaron, fueron quemados.

Varios meses con anterioridad, visité la Villa Wannsee, en Berlín. Allí, vi la invitación original para la reunión de los altos funcionarios nazi, en la que decidieron aniquilar al pueblo judío. En la invitación que fue enviada por el Subdirector de la SS estaba escrito: "El Jefe de la Oficina Principal de Seguridad del Reich, Reinhard Heydrich, le invita cordialmente a una discusión acerca de la Solución Final del problema judío. El desayuno será servido a las 09:00."

Es así como, en una elegante villa, a orillas de un lago pastoral, durante un desayuno y copas de coñac, 15 hombres se sentaron y decidieron cómo destruir a nuestro pueblo. Nadie parpadeó; nadie expresó ninguna duda con respecto a la misión, o de su necesidad ni de su justicia. Inmediatamente después de la comida, comenzaron su tarea de borrar de la tierra la semilla de Abraham.

Mientras caminaba por la villa, yendo de documento a documento, me llené de una rabia impotente, y el sentimiento continuó creciendo hasta convertirse en una inundación. Al final de la visita, mi anfitrión alemán me pidió que escribiera algo en el libro de huéspedes. Me senté en la silla, y la tristeza y la ira surgieron de nuevo y comenzaron a desbordarse. Y debido a la tormenta de emociones, sólo escribí tres palabras: Am Israel Chai [el Pueblo de Israel vive].

Esta noche, en el Monte Herzl, digo de nuevo esas palabras: Am Israel Chai. Y el pueblo de Israel continuará viviendo. Restableció su país, reunió a sus exiliados, creó su ejército, se asentó en su patria y re-unificó su capital, Jerusalén. "La Tierra de Israel fue el lugar de nacimiento del pueblo judío." Así fue cómo David Ben-Gurion comenzó la Declaración de Independencia. El Estado de Israel nació de las ruinas y de las cenizas, y hoy impresiona al mundo entero con la fuerza de su creatividad e innovación, con su avanzada investigación y conocimiento, con el ímpetu de su economía y con su sociedad libre y democrática.

En pocas décadas, el Estado de Israel se ha convertido en uno de los países más avanzados del mundo: Los productos israelíes ayudan a la curación de enfermedades y alimentan a millones de personas. Los desarrollos israelíes ayudan a irrigar campos y huertos en todos los continentes; y las ideas israelíes ayudan a conservar la energía en cada rincón del planeta. Israel es una fuente rica de innovación para el mundo y está preparado para el futuro.

No obstante, hoy debemos preguntar: ¿Se han aprendido las lecciones del Holocausto? Creo que hay tres lecciones: Fortifica tu fuerza, enseña buenas obras y combate el mal.

La primera lección—fortifica tu fuerza—tiene que ver primero y principalmente con nosotros, el pueblo de Israel que quedó abandonado e indefenso cuando se enfrentó a las olas de odio asesino que se levantaron contra nosotros una y otra vez.

"En cada generación existen aquellos que se levantan en nuestra contra." Y en esta generación debemos fortificar nuestra fuerza e independencia para que podamos impedir que el enemigo actual lleve a cabo su plan. Fortificar nuestra fuerza es la primera condición para nuestra existencia. A fin de cuentas, también es una condición necesaria para expandir el círculo de paz con esos vecinos que aceptan nuestra existencia.

La segunda lección—enseña buenas obras—significa aceptar, o más bien enseñar a aceptar al otro y las opiniones divergentes. Esto es el reconocimiento de que cada hombre es creado a la imagen de Dios y de que cada persona tiene completo derecho a la libertad, a la vida y a escoger su propio camino. Esta es la esencia de una sociedad libre. Esta es la base que previene el crecimiento de una ideología nazi o de cualquier otra ideología fanática que predica el genocidio y lo lleva a cabo. Esto es lo que le enseñamos a los niños de Israel, el cual es un país magnífico, una antorcha de tolerancia en una oscura y fanática región.

Pero, damas y caballeros, esta enseñanza de buenas obras tiene un lado complementario, y esa es la tercera lección del Holocausto: combate el mal. No es suficiente simplemente hacer el bien y ser tolerantes. Una sociedad libre debe preguntarse qué hará al enfrentarse con las fuerzas destructoras del mal que procuran destruir y pisotear al hombre y sus derechos.

No existe tolerancia sin límites, y los límites de la tolerancia deben ser establecidos. Y todas las naciones libres deben definir estos límites por sí mismas. El fracaso histórico del mundo libre, cuando se enfrentó con la amenaza nazi, fue que ellos no le hicieron frente a tiempo, cuando todavía había una oportunidad de detenerla.

Y aquí estamos hoy otra vez siendo testigos del fuego del nuevo odio antiguo, el odio a los judíos, que es expresado por organizaciones y regímenes asociados con el Islam radical, encabezado por Irán y sus apoderados. Los líderes de Irán se apresuran a desarrollar armas nucleares, y declaran abiertamente su deseo de destruir a Israel. Pero ante estas repetidas declaraciones de borrar al Estado judío de la faz de la tierra, como mucho, escuchamos una protesta débil, e incluso ésta se está desvaneciendo.

La firme protesta requerida no se oye - ni una sola condenación enérgica, ni un solo grito de advertencia. El mundo continúa como de costumbre e incluso existen aquellos que dirigen sus críticas a nosotros, contra Israel.

Hoy, 65 años después del Holocausto, debemos decir con toda honradez que lo más atroz es la falta de indignación. El mundo acepta gradualmente las declaraciones de destrucción de Irán contra Israel, y nosotros todavía no vemos la necesaria determinación internacional para impedir que Irán se arme con armas nucleares.

Pero si hemos aprendido algo de las lecciones del Holocausto, es que no debemos permanecer en silencio y ser disuadidos en la presencia del mal.

Hago un llamado a todos los países cultos a levantarse para condenar firmemente y enérgicamente las intenciones destructivas de Irán, y a actuar con verdadera determinación para impedir que adquieran armas nucleares.

Nosotros no estamos aquí por casualidad. Regresamos a esta tierra porque es nuestra tierra; regresamos a Sión porque es nuestra ciudad. Estamos pavimentando caminos al norte y al sur, y transformando una tierra árida en un floreciente jardín. Esta es nuestra respuesta para aquellos que buscan nuestra destrucción.

Como dijo el profeta Isaías: "En lugar de la zarza crecerá ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán; y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída… Aún a ellos yo les daré lugar en mi casa y dentro de mis muros, y nombre mejor...nombre perpetuo les daré, que nunca perecerá."

Día de la Conmemoración del Holocausto – ¿Cuál es la fecha?
El Día de la Conmemoración del Holocausto (Yom Hashoah) cae el día vigésimo séptimo de Nisan en el calendario hebreo. Cuando el día de Yom Hashoah cae en día viernes, Israel observa Yom Hashoah el jueves que lo precede. Cuando cae en día domingo, Yom Hashoah es observado el lunes siguiente.

He aquí las fechas actuales y venideras del Día de la Conmemoración del Holocausto: Domingo 11 de abril del 2010. Domingo 1ro de mayo del 2011. Jueves 19 de abril del 2012. Domingo 7 de abril del 2013. Domingo 27 de abril del 2014. Jueves 16 de abril de 2015. Jueves 5 de mayo del 2016. Domingo 23 de abril del 2017. Jueves 12 de abril del 2018, y jueves 2 de mayo del 2019.

¡Aprenda Más!

1 http://www.pmo.gov.il/PMOEng/Communication/
PMSpeaks/speechshoa1104010.htm



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Temas Populares

Civilización Azteca
Valle del Indo
Hechos de la Navidad
Historia del Árbol de Navidad
Ingeniería Genética
Antigua Babilonia
Día de la Conmemoración del Holocausto
Historia
La Isla de Pascua
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Día de la Conmemoración del Holocausto to My Google!
Add Día de la Conmemoración del Holocausto to My Yahoo!
XML Feed: Día de la Conmemoración del Holocausto


Historia Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2016 AllAboutHistory.org, Todos los Derechos Reservados.