Antigua Pompeya

Antigua Pompeya

 - Ciudad Sepultada
Estás aquí: Historia >> Antigua Pompeya

Antigua Pompeya - Grandes Expectativas
Ciudades perdidas o abandonadas, como Pompeya, una vez que son reintroducidas al mundo moderno, aclaran el cómo y el por qué nuestros ancestros escogieron vivir allí. Las ciudades de la Antigua Roma, como la antigua Pompeya y su ciudad hermana, la ciudad de Herculano, fueron literalmente detenidas en el tiempo, congeladas en un momento cotidiano de la vida del primer siglo. Pompeya está situada 7 millas (11 km) al sureste del Monte Vesubio. Herculano está situada 4 millas (7 km) al oeste de la cúspide. El 24 de agosto del año 79 d.C., una erupción volcánica destruyó las prósperas ciudades gemelas, sepultando y fosilizando a miles de sus ciudadanos en menos de veinticuatro horas.

La Antigua Pompeya era un bullicioso centro industrial, pueblo comercial, y puerto. El carácter de esta ciudad se exhibía en sus tiendas, tabernas, y burdeles. Cuando no estaban ocupados en sus bien cultivados jardines, los ciudadanos visitaban los templos, las casas de baño, el gimnasio, dos teatros, o el anfiteatro. En comparación, Herculano era un popular centro vacacional para los romanos ricos, tales como el suegro de Julio César. Las villas estaban adornadas con mármol y estatuas de bronce. Herculano era un lugar de descanso, donde sus habitantes ricos y educados pasaban el tiempo en pasatiempos académicos. El Dr. Charles Pellegrino, aclamado experto en las áreas de paleo-genética, física forense, y entomología, sugirió que "los ciudadanos de Pompeya y Herculano disfrutaban de amenidades "modernas," tales como calefacción central, agua corriente caliente y fría - y un estándar de vida y expectativa de vida que no sería alcanzado de nuevo hasta los años 1950."

Antigua Pompeya - Lo Inesperado
¿Ocurrió inesperadamente la erupción del Vesubio? El 5 de febrero del año 62 d.C., un terremoto dañó seriamente edificios en Herculano así como en Pompeya -- la cual estaba muy cerca del epicentro. El Foro de Pompeya se desmoronó y el Templo de Apolo y la Basílica se hundieron. El emperador Vespasiano, se ocupó de la reconstrucción del Templo de Mater Deum (la gran Madre de los Dioses) en Herculano, mientras que no suministró ningunos recursos a la destrozada Pompeya. Los geólogos ahora ven el terremoto como el "ensayo final" del Monte Vesubio antes de la catástrofe que ocurriría diecisiete años más tarde.

Temprano, a las diez de la mañana de esa mañana de agosto fatídica, un tapón de lava a presión estalló hacia los cielos. Nadie esperaba que el Monte Vesubio escupiera un fuego de 32 km de altura, generando una gigantesca nube en forma de pino. La "nube hongo" invertida produjo una erupción de 24 megatones -- mil veces más poderosa que la bomba que destruyó Hiroshima. A medida que magma de las profundidades de la tierra espumeaba y se enfriaba, arrojaba "piedra esponja" (piedra pómez) hacia los cielos, a una velocidad cerca del doble de la velocidad del sonido.

Los relatos de los testigos oculares de las últimas horas están registrados en una carta escrita por Plinio el Joven al historiador Cornelio Tácito. El comandante de la flota romana en Miseno, Plinio el Viejo, proporcionó a su sobrino (el Joven) relatos vívidos de la desolación. El vulcanólogo Haraldur Sigurdsson, estima que para las cuatro de la tarde, la ceniza en Pompeya llegaba a la altura de la cintura de un hombre. Incapaz de acercarse sin peligro a Herculano, el comandante de la flota dictó notas desde Estabia (8 km al sur de Pompeya). "La ceniza se eleva a 2 metros (7 ft), y pronto será de un piso de altura."

Por casi once horas, el volcán arrojó una columna de piedra pómez de 19 km hasta la estratósfera. Cerca de la medianoche la columna colapsó, enviando la primera andanada de avalanchas de gases sobrecalentados, piedra pómez, y rocas explotando por todo Herculano. No fue sino hasta la cuarta avalancha, a la mañana siguiente, que la sofocante ola llegó a Pompeya. El poeta latino, Estacio, (45-96 d.C.) resumió el horror y la pena: "¿Creerán en los siglos futuros, cuando nuevas semillas hayan cubierto los desechos, que las ciudades enteras y sus residentes yacen bajo sus pies, y que los campos de sus ancestros fueron ahogados en un mar de llamas?"

Antigua Pompeya - Lo Desenterrado
El entierro de estas dos ciudades vesubianas preservó una escena intacta, la cual hubiera permanecido oculta por siglos. En el siglo XVIII comenzó la excavación sistemática de la antigua Pompeya por orden del rey Carlos II, rey de las Dos Sicilias. La momificada ciudad de Pompeya permaneció como estaba en el momento de la erupción. El arte y los edificios fueron preservados. Debajo de un techo colapsado encontraron los brazos extendidos de un esqueleto, alguien -- posiblemente el mismo hombre cuyos huesos estaban expuestos -- garabateó una línea de grafiti sobre el fresco de una pared: "Nada en el mundo dura para siempre." Los restos materiales de una sociedad -- tumbas, templos, y hasta torres -- quedaron enterrados bajo el polvo. En el polvo, se encuentra vida (Salmo 90:2–3).

¡Aprenda Más Acerca de la Cultura Romana!



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Temas Populares

Hechos de la Navidad
Civilización Azteca
La Gran Pirámide de Giza
La Isla de Pascua
Historia del Antiguo Israel
Antigua Pompeya
Antigua Mesopotamia
Halloween Origen
Historia
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Antigua Pompeya to My Google!
Add Antigua Pompeya to My Yahoo!
XML Feed: Antigua Pompeya


Historia Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2016 AllAboutHistory.org, Todos los Derechos Reservados.